¡Envío GRATIS si gastas 39€ o más!
Tu cesta 0 0,00 €
Tienda de Tallas Grandes
Blog de Moda y ropa en tallas grandes
Buscar   Regreso a los Posts

10 secretos de las mujeres que se quieren mucho





"Nadie puede ofenderte sin tu consentimiento”





Nunca olvidaré la primera vez que leí la cita más célebre de
Eleanor Roosevelt. Tenía catorce años y, por aquel entonces, Internet era algo
anecdótico. Ni siquiera existía google. Sin el bombardeo de frases o "quotes”,
las citas impactan más y por eso nunca la olvidaría. Se me quedaría grabada a
fuego a pesar de todas las veces que consentí que me ofendieran y que me
hicieran sentir mal.

Pero ahora no. Ahora nunca más. ¿Por qué? Porque descubrí
cuáles eran los diez secretos que comparten las mujeres que se quieren mucho,
mucho y mucho.





Las mujeres que se quieren tienen 10 cosas en común





Aunque no lo creas, la felicidad es algo que proviene del
ambiente a un 50% y de ti misma en otro 50%. Por eso, este artículo.





1.Seguridad en sí misma





Esto parece una obviedad pero la seguridad no significa no
titubear ni ser vulnerable. Consiste en aprender a aceptarse a una misma.
Implica estar orgullosa de quién se es y, en cierto modo, estar un poco
enamorada de ti. No hablo de narcisismo sino de autovaloración. Suena a tópica
pero tú vas a ser la única compañía que te va a durar toda tu vida así que,
quizás, es el momento de que te lleves bien contigo misma.





2.Stop perfeccionismo extremo





Oprah Winfrey dijo en una ocasión:”se puede tener todo en la
vida pero no todo al mismo tiempo”. Con esto te quiero decir que te lo tomes
con calma. Con paciencia y disciplina conseguirás tenerlo todo pero paso a
paso, saboreando los días y los años. Las mujeres que se quieren mucho, mucho y
mucho tienden a saber ser felices con lo que tienen sin dejar de perseguir sus
sueños.





3.Les gusta ser quienes son, no quién quisieran ser





Es un signo de madurez intrapersonal muy importante (por no
decir el que más) ya que aprender que somos quienes somos y que sentimos como
sentimos nos hace más libres aunque resulta doloroso al principio. ¿Sabías que
un gran porcentaje de las personas insatisfechas lo están porque sus
expectativas están pensadas para quién se supone que quisieran ser y no para
quienes son? Es como la mujer que se siente frustrada porque quisiera haber
estudiado para funcionaria pero no quiere pasar los días estudiando o no quiere
perder su vida actual (pasando tiempo con sus amigos, con su pareja, con sus
hijos y teniendo tiempo, simplemente, para no hacer nada). Esa mujer quiere
estudiar pero no desea esforzarse para serlo por lo que no va a llevarlo a
cabo. ¿Por qué frustrarse? ¿Por qué no aceptar que es como es? Lo mismo se
podría aplicar a la mujer que no es muy amiga de las relaciones sociales, que
le gusta la soledad y disfruta creando o aprendiendo, estudiando o leyendo. Sé
como eres y que te importe lo justo (es decir, nada) lo que otros piensen.





4.La independencia es el mayor tesoro





La cantante e ídolo mundial Cher respondió a una
entrevistadora que le dijo que qué tenía en contra de los hombres y del amor,
que si estaba amargada. Ella respondió:”no me malinterpretes. Me encantan los
hombres. Son el postre. Pero no los necesito para vivir. Una vez mi madre me
dijo que por qué no buscaba un hombre rico que me mantuviera. Yo le respondí:
mamá, yo soy el hombre rico”.





5.Vida sana





Una mujer que se quiere se dedica tiempo a sí misma; a su
salud física y psicológica. La alimentación saludable y mantenerse activa es
otro de los secretos ya que son dos pilares de la estabilidad emocional que
ninguna mujer que se valore, ignora. Si bien es cierto que perder los papeles
de cuando en cuando es saludable, vivir en una constante inercia en la que no
hay capitana en el barco solo te llevará a tomar peores decisiones en tu vida.





6.Autoindulgente en su justa medida





Si hay un modo de boicotearse que comparte toda la especie
humana, ese es culpabilizarse por aquello que no puede cambiar y preocuparse
por lo que aún no ha llegado. Libérate y no te tengas miedo porque tú eres la
dueña de tu vida. Toma las riendas y no mires atrás.





7.Se rodea de las personas que le hacen feliz de verdad





Las mal llamadas relaciones tóxicas existen y tienen mucho
más que ver con nosotras de lo que creemos. Hay una interesante frase que forma
parte del guión de "The Perks of Walflower” para ilustrar todo esto: "nos
quedamos con el amor que creemos que merecemos”. Lo mismo sucede con cualquier
relación emocional como puede ser la amistosa o la familiar. Muchas veces, las
personas de quienes nos rodeamos hablan más de quienes somos que de ellas
mismas. Una mujer que se quiere mucho se rodea de otras que están en una
situación similar.





8.Sigue aprendiendo SIEMPRE





El aprendizaje continuo en cualquier campo hace que amplíes
tu círculo, tu vida, todo. ¿Recuerdas esa frase que reza "aprendiz de todo
maestro de nada”. Pues olvídala. La vida es demasiado corta como para apostarlo
todo a una carta.





9.Respeta su tiempo sola …





La soledad nos ayuda a crecer, a mejorar y a crear. ¿Y qué
es el ser humano si no crea? Nacimos para sentir. Nada más. Y moriremos algún
día. Entonces, durante el tiempo que estemos aquí podemos hacer lo que nos
venga en gana. Pasar tiempo sola debería ser un derecho y, sin embargo, muchas
mujeres se sienten culpables por no sentir la pulsión de tener más vida social
siendo desdichadas ya que creen que han fracasado. Pues no, gente. No tienes
ningún problema por querer estar sola, ni eres antisocial. Solo eres
creatividad y la creatividad, fastidie a quién fastidie, se potencia con la
soledad y la introspección. Que se lo cuenten a Silvia Plath.





10...y con los demás





No son pocos los estudios que corroboran que las relaciones
sociales son indispensables para la felicidad de una persona. La relación
directa con la liberación de oxitocina es enorme (es la hormona "de los
mimosos”, la que crea el vínculo padres-hijos así como la que se libera cuando
damos o recibimos un abrazo).





En definitiva, tu eres la dueña de tu vida y nadie más que
tú debería guiar su nave. Pon las manos en el timón y comienza a ser más feliz.

Escrito el  7 Mar 2017 9:30 en Consejos  -  Enlace permanente

Comentarios

Ningún comentario.

Escribe un comentario

El nombre y el email son obligatorios. El email no será públicado.
Comentario
Nombre *
Email *
Sitio Web